Leucemia Felina

¿QUÉ ES LA LEUCEMIA?

 

La leucemia es una enfermedad vírica, altamente contagiosa, que afecta a la especie felina. Provocasupresión de la médula ósea y del sistema inmune, y la aparición de tumores espontáneos.

 

 

¿CÓMO SE TRANSMITE?

leucemia-felina-300x190

 

La transmisión suele producirse mediante el contacto directo con un animal enfermo, mediante la saliva, al compartir platos de comida y agua, acicalarse mutuamente, utilizar areneros comunes o por mordeduras en peleas. Es menos común la transmisión a través de heces, orina o pulgas. El virus de la leucemia felina no sobrevive en el entorno. Es sensible a todos los desinfectantes y detergentes normales.

El virus también puede ser transmitido por la madre a los gatitos durante la gestación y, después de nacer, a través de su leche.

No se transmite a otras especies ni a personas.

 

Tras la exposición al virus, pueden ocurrir tres situaciones diferentes:

–   Recuperación: el animal supera la enfermedad y se recupera completamente.

–   Infección latente: el animal no presenta sintomatología y puede no ser infeccioso para otros animales pero con posibilidad de sufrir una reinfección por estrés o inmunosupresión.

–   Viremia persistente: el animal no consigue superar la enfermedad y es infeccioso para otros animales.

 

 

¿QUÉ SÍNTOMAS PRODUCE?

La gravedad de la enfermedad dependerá, entre otros factores, del estado inmunológico y edad del animal.

La leucemia puede provocar signos clínicos muy variables:

–   Tumores: el más frecuente el linfoma.

–   Anemia.

–   Inmunosupresión: por tanto están predispuestos a padecer infecciones secundarias (neumonías,…).

–   Enfermedad de la piel: infecciones bacterianas o úlceras.

–   Otros: diarrea hemorrágica, vómitos, úlceras en boca, falta de apetito, pérdida de peso, abortos,…

 

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

El diagnóstico de la enfermedad se lleva a cabo mediante la realización de un test rápido, sólo se necesita un poco de sangre del animal y en 20 minutos tenemos los resultados.

testleucemia

 

 

¿TIENE TRATAMIENTO? 

No existe tratamiento que elimine el virus de la leucemia felina. Se aplica un tratamiento de soporte, el cuál se basa por un lado en combatir los signos clínicos (antibióticos, antieméticos, transfusión sanguínea,…); y por otro lado en un tratamiento inmunomodulador (estimula la respuesta inmunitaria) mediante la administración de Gamma-interferón (5 inyecciones como mínimo). Este último tratamiento tiene el inconveniente de tener un coste elevado.

 

RECOMENDACIONES

La prevención de la enfermedad se lleva a cabo mediante la vacunación. De cachorro se le administran dos dosis separadas por 20 días y de adulto un único recuerdo anual.

Otras precauciones consistirían en evitar que nuestro gato entre en contacto con otros gatos callejeros, poner el arenero dentro de casa, al igual que el bebedero y comedero para evitar que otros gatos lo utilicen,…

En gatos enfermos de leucemia se recomienda repetir el test después de 1-3 meses para saber si se ha recuperado completamente. Aún así se deben realizar un test anualmente para descartar una infección latente.

 

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.